El baño es uno de los espacios más concurridos o frecuentados de la casa, es por ello que debemos atender tanto por higiene como por estética. Sin importar que tan grande o pequeño sea, debemos mantenerlo limpio también con una buena organización lo cual nos permite disfrutar de un espacio atractivo y funcional. De lo contrario, si existe una ausencia de orden puede suminirnos en caos absoluto en donde el desorden y bacterias se hagan presentes.

Te presentamos algunos tips que te ayudarán a mantener en ordenado y limpio tu baño:

¡ACCESORIOS SIMPLES Y LINDOS!

Estos accesorios en los baños, permiten tener los productos y cosas que utilicemos frecuentemente tenerlos de una manera más prolija, en orden, y fácil de encontrarla, como los toalleros, perchas, portarollos, jaboneras. Actualmente Intermarble cuenta con los set de accesorios que te permiten tenerlos todos juntos de una manera más cómoda. Como comentamos anteriormente son también un complemento ideal para lograr una mejor organización, además de aportar estética, darle vida y por sobre todo funcionalidad al sitio.

¡UN BAÑO SIN BACTERIAS!

Cuando tenemos elementos como azulejos, y todo lo que cuelgue en paredes, es frecuente que quizás se creen hongos. Si presentas este problema, ¡Tranquila! puede mejorarse con un poco de lavandina: humedese un algodón con lavandina y dejalo sobre estas uniones que te causan este tipo de bacterias por varias horas o dejarlo antes de dormir, y lo retiras al despertar. Luego, enjuaga con abundante agua ¡Y dije adiós a los hongos!.

¡BENDITOS SEAN LOS ORGANIZADORES!

Imagino que frecuentemente les ha pasado que al ducharse el shampoo, enjuague, baño de crema, y entre otras cosas, siempre están regadas alrededor de la ducha. Los organizadores de baño para duchas son una genialidad, te permite no solo tener en orden los diferentes productos, también: evita que al caerse se rompan o bote y se encuentra rápidamente al momento de utilizarlo.

A su vez, también se encuentran los Vanitory, es una de las piezas fundamentales para el baño; Existen diferentes tipos, tales como: Los de Bacha que pueden ser parte de la mesada y formar una sola pieza o por separado. En cuanto a la colocación, pueden ir adheridas por debajo de la mesada, o si son muy grandes colocadas desde arriba con un reborde en la parte superior, que quede sobre la superficie de apoyo, en ella puedes almacenar otros productos, o toallas.

Es importante enfatizar que debemos poner atención en el mantenimiento. Por ejemplo, los muebles de madera solo requieren un trapo húmedo o un poco de detergente, pero solo un poco ya que el exceso de líquido puede hincharlo y arruinarlo. Los de hierro, necesitan ser limpiados con un trapo seco para no deteriorar la pintura.

Como también existen los barrales de cortina de baño ajustables, que nos libera un poco de espacio dentro de los vanitory de mesada, ya que en ella podemos colgar los toallones, toallas y así tener un poco más organizado nuestro baño.

¡MI DUCHA LIMPIA!

No es un secreto que la limpieza de la ducha es sin duda una de las tareas que tratamos de evadir. Pero lo cierto es que si no realizamos la limpieza pertinente es muy probable que la suciedad empiece a acumularse cada vez más y después, con el tiempo, no lleve mucho más trabajo y en consecuencia más esfuerzo para limpiarla.

Así que el primer consejo es: ¡No dejemos pasar la limpieza de rutina! Y tratemos de incorporar el hábito de la limpieza para que nuestro baño luzca impecable, el segundo consejo es pasá un limpiador de moho por toda la superficie, según las instrucciones del envase, y dejalo reposar. Luego, enjuagá con abundante agua.

¡AZULEJOS LIMPIOS!

Cada vez que terminamos de bañarnos, es importante que abramos alguna ventana con la finalidad de que pueda ventilar y evitar que la humedad se apodere de el baño, y en especial a los azulejos. Te brindaremos algunos consejos:

1. El primero consejo que nos ahorrará mucho más tiempo es secarlos siempre luego de bañarnos para que no acumule mucho moho.

2. También podes mezclar 1 taza de vinagre, ½ taza de bicarbonato y 1 taza de amoníaco en 4½ de agua tibia. Con esta solución, utilizá un cepillo de dientes en desuso y fregá bien.

¡MAMPARAS LIMPIAS!

La limpieza de las mamparas es muy simple, es normal que cuando nos bañemos se acumulen trozos de jabón, salpicaduras de agua, y de los productos que usamos. Sin embargo, si ya tenemos sucia nuestra mamparas podes preparar Prepará una mezcla de vinagre con agua y ponela en un envase con atomizador, aplicás parcialmente la solución en un una superficie reducida a modo de prueba, una vez ensayado y aprobado podés rociar por toda la mampara, enjuagá con abundante agua para quitar los restos de vinagre y por último, dejá secar.

¡VIDRIOS LIMPIOS!

Así como realizamos la preparación para limpiar las mamparas, realizamos Prepará una solución de vinagre blanco y agua. Aplicar en una pequeña superficie a modo de prueba y luego pasala por toda la superficie, rociá un poco de solución limpia vidrios para quitar los restos de vinagre. Repetir la prueba anterior antes del uso y enjuagá con agua y dejá secar.

Esperamos que estos consejos que te brindamos puedan ser útiles para aprender no solamente cómo limpiar una ducha sino también cómo limpiar sino también evitar este tipo de suciedad para que te genere menos tiempo y puedas hacer rendir al máximo tu tiempo.